Posted by: Artur Machado | October 15, 2010

El Realismo Periférico a la Carlos Escudé (1989-99)

 

El Realismo Periférico a la Carlos Escudé (1989-99)

Desde hace mucho tiempo, los teóricos de América Latina se rebelaron contra el Realismo anglo-sajón, torpe para explicar la totalidad del sistema internacional. En América Latina, no existe la percepción de que el sistema internacional es anárquico. Ubicados en la periferia geográfica de la potencia hegemónica en el siglo XX, los latinoamericanos pasaron a describir el sistema internacional como una jerarquía. Esta postura –defendida por Juan Carlos Puig y Helio Jaguaribe, en la década de 1970, y por Carlos Escudé en la década de 1990 – puede ser llamada de Realismo de la Periferia, Realismo de los Débiles o Realismo Periférico.

Orientada a amparar la elaboración de las políticas exteriores de los países en desarrollo, el Realismo Periférico es una teoría de las relaciones internacionales con enorme valor normativo. Visando la búsqueda del desarrollo nacional, cada versión del realismo periférico abarca distintas metas y estrategias de inserción internacional. Hay incluso un clivaje entre autores de distintos compromisos ideológicos para saber cuál es el que posee las mejores directivas normativas.

 

La versión del Realismo de los Débiles creada por Carlos Escudé fue implementada por Guido di Tella, canciller argentino del gobierno de Carlos Menem, desde 1991 hasta 1999. En la década de 1990, hubo una coyuntura crítica para el pensamiento latinoamericano debido a los efectos de la crisis económica de amplitud continental, los cuales exigieron transformaciones en las estrategias macroeconómicas y de las relaciones internacionales. Así que, durante esa coyuntura crítica, la vocación autonomista de la política exterior argentina fue drásticamente modificada.

La dimensión normativa del realismo periférico argentino de 1990 sugirió promover estrategias de desarrollo humano, por considerar que la postura autonomista del justicialismo había sido perjudicial  para el bienestar de la sociedad. Los estados débiles que se esforzaban por defender su autonomía, mismo cuando el sistema internacional jerárquico exigía cierto grado de alineamiento, estarían adoptando una postura irrealista. Tal interpretación estaba fundada en una narrativa de la historia argentina con 3 períodos: i) el período liberal pre-justicialismo del fines del siglo XIX, cuando Argentina era una de las naciones más prósperas de América Latina; ii) el período de predominancia del justicialismo autonomista, prevaleciente entre 1940 y 1980, cuando hubo mucha inestabilidad en la política y la economía argentinas; iii) el período contemporáneo, en el que Argentina podría restaurar la prosperidad  del primer período.

 Así, el San Martín adoptó, durante la década de 1990, una serie de medidas que buscaban el alineamiento con el occidente, entonces unificado ideológicamente por las creencias neoliberales. La Argentina ha hecho un esfuerzo para mejorar sus relaciones con el Reino Unido y se orientó a obtener una política de bandwagoning con los EE.UU. El país se adhirió al Tratado de Tlatelolco y al TNP y canceló el proyecto Cóndor II de misiles balísticos.

A pesar de esos esfuerzos, Argentina fue incapaz de cosechar apoyo internacional para hacer frente a sus vulnerabilidades económicas. Mismo siendo del partido peronista, Menem privatizó las estatales creadas por Perón y abrió la economía argentina para la competencia global, sin antes perfeccionar la carencia de competitividad de los sectores productivos domésticos. Incluso el MERCOSUR, una iniciativa que debería proteger la economía doméstica del choque frontal con la economía global, ha sido poco aprovechada por el planeamiento estratégico argentino.

En una reciente publicación conjunta con  autores de la Escuela de Brasilia[i], incluso Carlos Escudé presentó una evaluación negativa de las directivas de política exterior argentina basadas en su modelo teórico. Para el autor, sin embargo, su versión del Realismo Periférico solamente no ha funcionado porque las políticas económicas hubieron sido cooptadas para servir a los intereses de las elites en detrimento de la sociedad.

 


[i] Saraiva, J.F.S. (Org). Concepts, Histories and Theories of International Relations for the 21th Century: Regional and National Approaches.

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: